18
Sergio Carrillo

Sé que te irás.

Cuando te conocí tuve miedo de sentirme atraído por ti. La diferencia de edad entre nosotros me parecía un abismo. Pero tú estabas tan interesada en mí, y yo necesitaba tanto amar, que la música empezó a sonar muy pronto.

El mundo no necesitaba otra canción de amor. Pero empezaste a quererme y todo se convirtió en palabras musicalmente edulcoradas. En baladas con promesas imposibles, pero llenas de ilusión. En medios tiempos que convierten el amor en un estribillo pegadizo. De repente todo cobró sentido porque tú estabas aquí haciendo que todo fluyera, siguiendo la secuencia: estrofa, puente y estribillo.

A pesar de este embelesamiento sobre base musical que siento por ti, no he dejado de tener los pies en el suelo. Porque a pesar de lo mucho que nos queremos, sé que te irás. La diferencia de edad me hace pensar que, por supuesto, esto puede acabar en cualquier momento. Quizás sea en más tiempo del que yo crea, pero irremediablemente me abandonarás. Encontrarás una nueva ilusión en otro, o la desilusión en mí. Alguien más parecido a ti, que te pueda acompañar más tiempo porque sea más joven que yo. Alguien que te cante canciones de amor, aunque no sean las que tú y yo ya hayamos bailado juntos.

Quizás ser realista sea más práctico, aunque haya quien piense que puede robarle magia a lo que hay entre los dos. Pero ser consciente desde el principio de que al final lo nuestro se acabará, hará que soportarlo sea más fácil. Por eso, cuando deje de sonar la música y te des la vuelta dirección a la puerta dejándome atrás, no posaré mi mano en tu hombro e intentaré decir nada que consiga hacerte cambiar de opinión. Ni las lágrimas recorrerán mis mejillas cuando la puerta se encaje de nuevo en el marco y tu estés al otro lado. No, eso no pasará. Porque quererte habrá sido lo mejor que haya hecho nunca, así que solo sentiré agradecimiento por todo lo que hayamos compartido y vivido juntos.

Por eso, te propongo vivir siempre en el hoy. No pensemos nunca en el mañana en el que sé que te irás. Consigamos que todo sea extraordinario, en el sentido más literal de la palabra. Que nada sea, como nos digan que tiene que ser. Que todo sea como nosotros queramos que sea, aunque no encaje con lo que el resto del mundo piense que tiene que ser. Que sea a nuestra manera. Como tú y yo queramos. Sin imposiciones, ni ideas preconcebidas.

Amemos siempre fuera de los límites del convencionalismo, porque eso es lo único que hace que nuestro amor sea nuestro. Que tú devores mi experiencia y yo me alimente de tu juventud. Que nos dé igual quién nos mire y qué diga. Porque nadie sabe lo dulce que es esta música que compartimos.

Hagámoslo porque todas esas canciones no nos conocen, no saben nada de nosotros, ni qué pensamos, ni qué sentimos, ni qué queremos decirnos… y, sin embargo, todas hablan de nosotros. Aunque a ojos de otros lo parezca, no hablan de lugares comunes, hablan de ti y de mí. Hablan de nuestro amor único y peculiar. Hablan de nuestro amor nunca visto, aunque nadie tenga que verlo.   

Quizás con todo esto consigamos vivir siempre en ese hoy en el que te quedas conmigo y no lleguemos nunca al mañana en el que sé que te irás. Venceremos a todo y a todos porque habremos conseguido querernos como nosotros queríamos querernos, no como otros pensaban que teníamos que hacerlo.

Y si al final no lo conseguimos y llega ese mañana en el que sé que te irás, aunque no ponga mi mano en tu hombro para convencerte, aunque no llore cuando cierres la puerta desde el otro lado, no sonará ningún “if you leave me now, you’ll take away the biggest part of me… ooh-ooh, no, baby please don’t go”. Porque en nuestro amor no hay pena. Por eso, el cielo se abrirá, y Withney se asomará en un halo de luz, nos mirará a los ojos y aunque haya una puerta entre nosotros cantará a pleno pulmón “I will always love you”. Porque quererte como te quise, te quiero y te querré nunca podrá borrarse de mí. Porque, como ya habremos aprendido durante nuestro camino juntos, siempre celebraré lo que dejarás en mí, nunca lloraré lo que te lleves contigo.

Publicado la semana 18. 03/05/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
18
Ranking
0 275 0