13
SBS

Límites.

Sabemos demasiado sobre la vida, muchas experiencias vividas por millones de vidas distintas. La muerte marca un límite, una frontera a lo desconocido. El otro lado de la vida no es matemático, ni siquiera lógico. La filosofía nunca logrará comprenderlo, las ciencias no encuentran puntos en común. No se explica, no se puede describir.

Allí, donde existían días en los que él no comprendía lo que era la muerte, estaba Jake. Su nombre era todo lo que recordaba y muchas veces también se perdía en su propia eternidad. No comprendía por qué no había un cielo, o un infierno, para él. Solo estaba allí, estancado en la misma casa que le vio llegar con 6 meses de vida, vio morir a sus padres y le vio partir a él también.

Podía pasarse los eones que tenía por delante pensando, pero los pensamientos eran algo vago aquí; se esfumaban como agua entre tus manos y perdías el hilo de cualquier teoría. El tiempo se desdibujaba con el pasar del mismo, y la mañana no tenía fronteras con la noche. Era un constante estar, la monotonía en su máximo esplendor.

Algunos días pensaba que seguía vivo, y Jake hacía las cosas que haría en un día normal. Preparar su desayuno, bajando la taza favorita que ocupaba el último lugar en la alacena; escuchaba la radio hasta seis algunas veces, subía las escaleras a su habitación para dormir en su confortable cama. Todo parecía normal en su mente.

La casa envejecía, pero él se sentía tan joven, como si el tiempo no pasará. Algo le llevaba a la conclusión que estaba muerto, y todo su mundo caía. Entraba en pánico sin entender. Tenía un momento de consciencia sobre sí mismo, de donde estaba y cuantos siglos ya habían pasado desde su adiós. Veía el exterior y sabía que esas personas estaban en un tiempo muy diferente, con vestimentas distintas a la suya y artilugios que su era jamás tanteo.

Pegaba su mano a la ventana, tratando de llamar la atención de todas esas personas que pasaban frente a su terreno cubierto de maleza. Un grito de auxilio no ayudaría, ellos no podían escucharlo, mucho menos verle. Pero, ¿Cómo salir de aquí? ¿Debía resignarse a un ciclo de inconsistencias?

Estaba aquí, encerrado, siendo algo que no era nada. Apartado del mundo por una burbuja invisible que  todos atravesarían algún día, y era la muerte. Su pensamiento se volvía borroso, como si perdiera la visión de la realidad lento. Dejaba de entenderlo todo y pasaba a ser el monótono ser que se aferraba a la vida que una vez tuvo.

Volvía a empezar con su rutinaria inexistencia, de la que no podría salir, a menos que Dios se compadeciera de él. A veces, en sus ratos fugaces de pensamientos, llegaba a creer que había sido abandonado por su Dios, olvidado entre tantas almas más importantes.

Daba igual quien fuese el culpable, nadie podía ser culpado de algo que él mismo no llegaba a entender.

La puerta se abrió un día, por la fuerza y destrozaba por la humedad ante vieja madera. Observo entre las sombras, la vida asusta a los muertos. Un señor bastante mayor llego, acompañado de varios hombres con artefactos raros. Fue la primera vez en mucho tiempo que vio a los ojos de alguien y sintió que estaba siendo mirado.

El hombre sonrió y lágrimas cayeron por el rostro de Jake. El anciano sacó algo de un bolso de colores varios, una manualidad seguramente. Colocó aquella vela sobre el suelo derruido y la encendió con un fosforo de cajetilla pequeña.

La luz iluminó mucho más de lo que Jake recordaba que podía. Las manos del hombre frente a él se unieron en oración, relatando algo que Jake no entendió, pero resonó en su cabeza como un eco constante. Un instinto primitivo volvió a nublar su juicio y decidió entregarse al fuego por completo. Ante el contacto directo, un ser vivo sentiría ardor, Jake sintió calidez.

Había encontrado un nuevo límite para cruzar, pero tampoco estaba seguro de que existía del otro lado, no había experiencias símiles de ese lugar. Jake no lo entendía, como nadie nunca lo hará.

Publicado la semana 13. 04/04/2021
Etiquetas
muerte, Relato corto
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
13
Ranking
0 117 0