45
Marc Llorente

MICROMONÓLOGOS CASI TONTOS. Tenorio, Inés y Mejías. Un terrible y actual melodrama

Juan Tenorio y Luís Mejías tropiezan en la calle y se saludan. ¡Cuánto tiempo sin verse! Son dos conocidos que intercambian palabras por intercambiar algo, y salen a relucir las conquistas que cada uno lleva a efecto con regularidad. ¡A ver quién gana!

En eso consiste la relación de usar y tirar que tanto se lleva. Cazar y coleccionar trofeos. Y enseñárselos con orgullo a los amigos. Ellos y ellas suelen hacerlo. Así que Tenorio y Mejías hacen una apuesta. El que primero cace a otra presa, vence. ¿Vale? Quedan para el fin de semana, momento en el que comenzará el imprevisible jueguecito.    

Llega el instante y abordan a una joven que espera a unas amigas en la barra de un bar. Amablemente hablan con ella, que está en el medio, y ríe. Cuentan y les cuenta. Las amigas se retrasan. No aparecen y el trío sigue charlando sobre no sé qué. No importa. 

Luis acude al lavabo y Juan aprovecha la ocasión para seducir del todo a la joven Inés. Paga la consumición y salen corriendo con la calentura a otra parte. No es difícil imaginar la cara, al volver, del que estaba ausente. Rompe un vaso contra el suelo y el encargado llama a la policía…   

La pareja, entre risas, se dirige a la casa donde él vive. Cerca. Los padres están en el teatro, viendo un altisonante clásico del romanticismo, y volverán más tarde. Tenorio e Inés hacen el amor. Al concluir, éste quiere más. Ella va a marcharse, pero él lo impide. Repiten forzadamente. ¡La joven grita! Juan la golpea y cae. No respira.

Asustado, huye como puede con la joven a cuestas y la deja en el portal, aprovechando que no hay nadie. Crimen imperfecto, y poco después se encuentra con Luis Mejías, que estaba merodeando por allí. Discuten y pelean en la solitaria calle. Juan le coge fuertemente por el cuello y choca varias veces la cabeza de Luis contra la pared. Acaba de matarle y corre.

Un coche le atropella en su huida y muere. Pero Juan Tenorio observa que su cuerpo está ahí. Las tinieblas le invaden en medio de una pesadilla de la que no puede escapar. Inés y Luis, inmóviles, a cierta distancia, observan. Él pide auxilio y surge un jinete oscuro que se lo lleva por un tenebroso sendero, a golpe de látigo.

Los otros dos, mientras, siguen sin moverse. Aguardan hasta que Inés se va por un lado, automatizadamente, y el otro circula en dirección opuesta. Hacia no se sabe dónde en este terrible y actual melodrama…     

 

Pincha este enlace de cine  https://youtu.be/tqQdwNmYfpg

Publicado la semana 45. 08/11/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
45
Ranking
4 205 0