32
Marc Llorente

MICROMONÓLOGOS CASI TONTOS. Olimpiadas casi tontas

Ahora que han terminado las olimpiadas, ¡bienvenidos a los juegos olímpicos! Pónganse cómodos, incluso incómodos, y vean ustedes. Hombres y mujeres de todos los pueblos que están inventados se unen a esta celebración y lanzan globos al aire, confeti, serpentinas y caramelos.  

Los deportistas se preparan y se ponen a jugar porque es lo que corresponde ahora para no aburrirse. Algunos hacen piragüismo en un charco y reman. Una piragua hace agua por culpa de un agujero y se hunde. Los piragüistas nadan, y uno de ellos gana, sin querer, el campeonato de natación. Otro se ahoga. ¿No sería mejor hacer este deporte en seco para evitar desgracias?

Uno hace levantamiento de pesas y no puede levantarlas. Pesan mucho. No es fácil levantar el peso de cada día, y el levantador se queda sin levantarlas y se marcha a practicar el levantamiento de copa en el bar, que es más fácil. Basta con empinar el codo.    

En otra parte hay hípica. Caballos y señoras y señores que se montan en ellos. Una atracción de feria que da vueltas a ver quién llega primero, cosa imposible. Llegan todos a la vez. Mejor. ¡Todos obtienen la medalla de la imbecilidad y son felices! No ocurre lo mismo en la carrera de obstáculos, donde todos corren, tropiezan y ninguno llega a final de mes. 

Algo parecido ocurre con el salto de longitud, que más de uno salta poco y no sale de la precariedad reinante. En judo, el judoca tiene un cinturón negro, con el que se sujeta el traje de gala, y un manojo de llaves para abrir puertas e inmovilizar al enemigo. Otro deporte de combate es la esgrima. Dos competidores pelean con espadas a ver quién pincha más. Suele hacerlo el pez gordo, que siempre gana al pez chico.

El otro día hubo saltos de trampolín. Uno saltó y cayó fuera de la piscina hinchable. Mala puntería, claro. Algo parecido ocurrió ayer. El saltador pegó un brinco, pero no habían puesto el agua aún... Puso una denuncia por falta de agua.  

Ahora disculpen. Me toca participar a mí en el salto con pértiga. Por cierto, se me ha olvidado en casa. Así que intento nulo por falta de palo. Acabo de batir el récord en esta olimpiada casi, casi tonta.                

 

Pincha este enlace de cine  https://youtu.be/TtBng-B2DJQ      

Publicado la semana 32. 09/08/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
32
Ranking
5 284 0