05
Manuel Avilés

Las madres que detestan que sus hijos orinen en las plantas

-¿Otra vez, Manuel? ¿Otra vez?

-Mamá, te voy a contar una historia: A veces mis meados no son tan apestosos, es más, huelen como a pozole recién hecho, a guajolotes de chicharrón, a pulque de Loma Chica, a carnitas de “El Takón”, ¡asu madre!, ¡a micheladas con clamato!; Verás que así te doy un referente del líquido cálido y  nutritivo que deposito sobre tus plantas. De verdad, mear es una delicia.

-Yo te entiendo, hijito, pero igual date cuenta, mi sábila se está poniendo amarilla.

-La gente tiene necesidad de mear.

-Lo sé.

-Tú meas.

-¡No me faltes al respeto!

-Pero sí meas, ¿no?

-¡Yo no meo en las plantas!

-Pero son meados, ¿verdad  que sí?

-Pues sí.

-Entonces los meados salen y ya.

-¿Eso justifica que te mees en mis plantas?

-No.

-¿Entonces?

-La meada es la meada, me gusta orinar.

-¡Orínate en tu madre!

-Tú eres mi madre.

-¡Orínate en tu tía!

-Tu hermana es mi tía.

-¡Chinga tu madre!

….

-¡Ah, cabrón, yo soy tu mamá!

-Supongo.

-¿Dudas de mí?

-Tú dime.

-Pues no deberías, ¡chamaco pendejo!

-¿Me prestas un cien?

-¿Acaso soy tu banco?

-¿Acaso eres mi madre?

(Madrazo doble en la boca)

-¿Cien?

-Porfa.

-¡¡Pinche borracho!!

-Pinche mala madre.

(Madrazo triple en la boca)

-¡Me devuelves el cambio, hijo de tu put…

-¿Aprendiste?

-Sí, casi caigo.

-¿En qué?

-En tu trampa.

-Eres lista

-¿Crees?

-Supongo

-¿Una chela?

-Nos la echamos

-¿Una meada?

-¿No se enoja tu mamá?

-No sé, tú eres mi madre, ¡ja, ja!

-¡Ja, ja! no me enojo. Pero es incómodo, ¡Las mujeres orinamos sentadas!

-Eres una buena madre.

 

Publicado la semana 5. 01/02/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
05
Ranking
1 227 2