05
Freddy Auqui Calle

Peste y política

En un twitter que ha publicado el Ministerio del Ambiente se informa que luego de los primeros cien días de encierro, el aire de Quito se ha purificado en un 55%.

Ana y yo hemos salido a tomar el fresco en el balcón y efectivamente, el aire de Quito huele a rosas.  

Son las nueve de la noche y no se ve un alma a lo largo de la calle García Moreno.

Pero de repente la calma ha cesado porque he visto salir a una ardillita del hoyo de una alcantarilla.

—No son ardillitas, ¡son ratas! me ha corregido Ana.

—Da igual, he dicho yo.

—¡No da igual! ha dicho Ana. Shhh!!! se ha llevado el dedo a los labios en señal de silencio.

Luego hemos visto salir a otra y otra y otra, hasta formar una pequeña manada.

En unos segundos, las asquerosas ratas han doblado la esquina y han entrado en la plaza de la independencia, al pie del palacio de gobierno: ahí no hay perro que les ladre.  

 

Según otro twitter… En las calles de algunas ciudades europeas se han visto también animales. En Madrid se han visto caballos salvajes y toros de lidia, en Paris zorrillos y leones, en Pekín chimpancés rubios. En América ha sucedido algo similar; la ciudad de México ha sido inundada por guajolotes, Lima por gallinas—croc croc croac—  Guayaquil por monos.

—No es de extrañar que Quito sea ocupada por ratas, ha sentenciado Ana.

Publicado la semana 5. 02/02/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
05
Ranking
0 28 0