25
Freddy Auqui Calle

!Tres divorcios no son nada!

Entre las calles Rocafuerte y García Moreno, aquí en el centro histórico de Quito, descansa —los días miércoles y sábados— doña Dolores, la célebre yerbatera de la ciudad. Llega a eso de las cinco de la mañana, descarga y acomoda sus infinitos atados sobre un tapiz muy colorido; un tapiz traído de Illuman, la tierra de los brujos.

Dicen que sus yerbas pueden curar todos los males. Los males de Dios y del Diablo, los males de este mundo y del otro mundo ¡Todos! El malaire, la mala suerte, el espanto, el mal de ojo, el cuiche; incluso la gastritis, el dolor de huesos, las fracturas incurables, la migraña, etcétera, etcétera. Vienen gentes de todos los lugares y a eso de las ocho de la mañana ya ha vendido todo.

Tengo suerte de vivir a pocos pasos de Doña Dolores, aqui en la plaza 24 de Mayo. Ayer madrugué y le compré un atado de yerbas para el mal de amores. 

Luego hice lo que me recomendó...

Por la noche salí de rumba.     

Publicado la semana 25. 19/07/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
25
Ranking
0 25 0