05
Emilia Chamba

¿Era él?

Establecemos vínculos de inmediato con quienes consideramos interesantes…, y sí, fue él quien me pareció profundamente sugestivo. Lo había visto varias veces, pero tristemente no todas las veces que nos vimos, pudimos establecer una conversación. Me atraía su desinterés e indiferencia por cosas tan banales como, vestir bien. Lo poco que comprendía en esos momentos al verlo de lejos cruzando la calle hasta llegar hacia donde mí; sentía punzadas que se impregnaban dentro de mi pecho y se construía de inmediato una sonrisa nerviosa e insegura especialmente para que él lo notara. Sus ojos cálidos me ofrecían y murmuraban  abiertamente tranquilidad, y por instantes torbellinos que envolvían fugazmente los silencios. Sus manos me presentaron un puente que sostenía su vida junto a la mía, estaba dispuesta a cruzar aquél puente sin importar cuánto duraría..., tal vez nos encontraríamos después sumergidos en el inestable, transitorio y frágil deseo de volver y esperarnos mutuamente, hasta llegar hacia donde nos hallamos por primera vez. 

En nuestra ciudad lluviosa, en nuestra hora negra, en el mundo sin luz que compartíamos frecuentemente, nos perdíamos y nos volvíamos a reencontrar, como quien ha extraviado su otro par de zapatos. Me sentía en una arboleda, mientras me preguntaba a mí misma qué tan extraño puede ser él como para arrancarme rápidamente todos los fantasmas que llevé dentro por varios años. 

 

Publicado la semana 5. 03/02/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
05
Ranking
0 113 0