05
Don_Diego

¡Atrapé uno enorme!

—¡¡¡Atrapé uno, mami, atrapé uno!!! ¡Y es enooooorme!

—¡Ay! ¡Mijito! Pero ¿qué tienes? ¿qué te pasa? ¿Por qué gritas? Me va a dar algo con esos tremendos gritos que pegas. Te lo digo en serio, Alberto, un día de estos te vas a quedar sin madre.  

—Pero mira, mami, mira. ¡Atrapé uno enorme!

—¿Un qué, hijo? ¿Qué es tan fantástico como para no dejar de saltar?

—Un lector, mami, ¡atrapé un lector!

—¿¡Cómo que un lector!?

—Sí, mami, sí. Mira.

—A ver…, déjame darle un vistazo a eso que traes entre manos… ¡Ay…! Pero… ¿Estará bien? ¿Por qué mueve así lo ojos…?

—Porque nos está leyendo, mami, por eso.

—¡Ah…! Vaya… ¿Y cómo fue qué lo atrapaste…? No, más importante aún. ¿Cómo piensas conservarlo? Se te va a ir. Si estos nada más se asoman por un segundo. Si no ven nada interesante en los próximos renglones echan a correr enseguida como alma que lleva el diablo. Y luego, ni comentan.

—¡Mamá! Me lo vas a asustar.

 —Ay, mijito. Es la verdad.

—Ya. Pero no todos son así. Además, conozco una forma de tenerlo enganchado.

—¿Así? ¿Cuál?

—Muy fácil, mami, muy fácil. Solo debo mantenerlo en…

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Suspenso

Publicado la semana 5. 07/02/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
05
Ranking
0 203 2