09
Alicia14

ARTE

El artista respira, se mueve y sobrevive dentro de un camino repleto de leyes, normas, códigos sociales y morales, pero en un determinado punto encuentra una desviación; entra por una- en apariencia pequeña - apertura de tierra, que a medida que recorre, va prolongándose, y no sólo eso… se ensancha, bifurcaciones se dibujan; senderos angostos, ¡Todo un mundo! En ese momento repara en un detalle importante: ¿qué reglas rigen en este lugar?, ¿dónde están los código aquí? Y la respuesta resuena en el eco del silencio. Siempre he pensado que es desde la honda garganta del silencio de donde la literatura nace. Tenemos de frente un lienzo en blanco, en donde todo está permitido ¡Qué vértigo! Aquí uno puede volverse loco, sucumbir incluso, a los pantanosos submundos del instinto- que tanto reprime la otra realidad-, podemos experimentarnos cuales animales desaforados. Barbaridades permite el arte, como matar la imagen de Dios y reinventarla en nosotros. El Dios Arte es casi anárquico, en cuanto no sabe de leyes o jerarquías, y digo casi porque sólo a una autoridad reconoce: el deseo del artista, al cual queda irremediablemente sublevado.

Publicado la semana 9. 01/03/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
09
Ranking
0 50 0