06
Adrián Dordelly

Hola, Soy Esquizofrénico y quiero ser tu mejor amigo

 

La Esquizofrenia, eso que dicen que consiste en estar en el Otro Lado de la Mente, depende del Ruido.

Ese es el chiste de todo este pedo. Quita el Ruido y quitarás el 77%  de lo que llaman Enfermedad Mental... Discapacidad Psicosocial... perdón por el ruido...

El Ruido. La concentración del distractor que interfiere la psique. Lo que produce Historias Fantasmales muy Visibles, pero no muy materiales.  

Porque las historias que se realizan de manera organizada, dependen de la Música y se llaman Cuentos Familiares... Sagas...

Yo escribí la Saga del Reino de los Cielos allá por 1999. Iba a ser un Libro que hablara de las Batallas de Santo, el Enmascarado de Plata, contra las Huestes de Jehová... un Libro completamente Antidual. La Destrucción de la Realidad. Ya saben.

Me explico un poco...

Un Libro que se saltara eso del Final Feliz, donde si sale Rambo en una película que se titula Rambo, lo más seguro es que a Rambo no le pase ni madres y salga triunfante en la historia que nos cuenta Hollywood en el siempre recurrente Final Feliz.

Yo traté de pelear contra ese pedo y acabé en el Manicure.

¿Porque nadie pone en duda el Final Feliz?

No lo sé. Tal vez porque nadie nunca piensa en que la Locura tiene que ver con que se está encerrado todo el tiempo. Con que se quiere salir y que para que no quieras salir, te administran la Felicidad... un Valium. Y eso si te va bien.  Como ahora, durante la Pandemia. Más o menos igual. Como en el  Fray Bernardino de Älvarez... cuando ya llevabas como quince días internado, y entonces se te acercaba Jehová Robotrón a preguntar... ¿"ya te dió el encerrón?".

Y tu sabías que sí, que así estaba siendo, estabas siendo parte de un experimento gubernamental... estabas participando en la historia no registrada de la humanidad. Donde tu pensamiento es tan peligroso para las Estructuras, que no tienen más que encerrarte... y ya.

Pero esto no se lo puedes decir a nadie... esto no se lo puedes decir a nadie... si no te estan persiguiendo te perseguirán... porque quien piensa diferente es presa de los Vigilantes... los que vigilan desde lo Invisible que el Mal se cumpla sobre la Tierra... esa es la Gran Esperanza... que alguien esté creando todo este Infierno Mental... Alguien que sea alguien más y no nosotros, los Humanos, los que estamos creando el Mal en vivo y a todo color, como la Toma del Capitolio... Oh no... neta que no... neta que me vuelvo loco...

 

Como ahora... durante la Pandemia. Sólo faltan las salidas al Jardín. Las doctoras conviviendo con los pacientes ahí internados, mientras finjimos tranquilidad y todas nuestras almas gritan que quieren salir... clamando nuestros espíritus que la Locura se construye gracias a ese Encierro y esas ganas de salir... porque eso es, junto con el Ruido, lo que hace que la gente se proteja por adentro...

Y que sólo por adentro gritemos. Solo por adentro.

Porque no se nos dijo que aquellos que más nos amaban serían aquellos que más profundamente tratarían de olvidarnos....

Porque nunca se sabe realmente. Porque los murciélagos rien entre la oscuridad para guiarse. Y lo mismo pasa con nosotros, los Locos. Nos guia nuestra risa, a través de la oscuridad del Mundo de la Locura Congelada, nosotros somos la Risa del Fuego que de Todo se Burla, Iluminandolo con la Pasión del Juego y la desnuda palabra que proviene del Espacio más brillante de nuestra propia mente... así pasa y así ocurre justo antes de que se nos quite nuestro nombre.

 

Porque eso es lo que con nosotros se hace. Se nos quita todo... o casi todo... el intento más rapáz, violarnos en nuestra humanidad...  quitarnos nuestro nombre...

El Loco en el hospital ya no tiene nombre por que los demás se encargan de salvar su integridad, no nombrándolo. Es un juego macabro pero todo lo oculta y perpetua  en la práctica del Encierro justo por continuar curando... curando desde el misterio del Encierro... 

Como ahora, entre todos nosotros...

 

 

 

 

Publicado la semana 6. 08/02/2021
Etiquetas
Psybient , Borges, Kobain, Koons, Surrealismo , concentrado , Manicomio
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
06
Ranking
0 40 0