06
Sofi Col

Abuela

Según los análisis clínicos, sí, ella era mi abuela.

Un martes me desperté por la mañana, y a diferencia de otros días, en los que iba al colegio, mi papá me pidió que lo acompañara a hacerse unos análisis de sangre. Le pregunté si estaba todo bien, y me dijo que sí que sólo necesitaba que esté.

En el hospital nos encontramos con una mujer, bastante más grande que mi papá, y él me dijo que la salude.

- Hola, soy Fede.

- Hola Fede, yo soy Candelaria.

Mi papá le dijo “hola” y le dio un beso en la mejilla.

De ese día es lo único que me acuerdo. Semanas más tarde volvimos a la clínica a buscar los resultados. Nos encontramos devuelta con Candelaria. Está vez mi papá le dio un abrazo.

Candelaria comenzó a formar parte de la familia a partir  de ese momento. Nos invitaba a almorzar todos los domingos, y  ella venía algunas tardes a cuidarme y jugar conmigo. A pesar de que la quería, me costaba llamarla “abuela”.  “Candelaria” me gustaba más, era más impotente e impersonal. Sólo una vez, en el hospital, cuando abrieron los análisis, le dije, repitiendo palabras de mi papá: “Vos sos mi abuela”. Ella me abrazó y me dijo “Y vos mi nieto”.

Publicado la semana 6. 07/02/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
06
Ranking
0 28 0