22
Sofi Col

Suelta la muñeca y baila

Su muñeca lloraba. Ella la sostenía meciéndola de un lado a otro. Ya le había dado una mamadera y había intentado dormirla cantándole canciones de cuna. Nada funcionaba, el llanto de la muñeca se volvía cada vez más y más fuerte. Caminó por el parque, ante la mirada recriminadora de varios integrantes, hasta que encontró un baño y entró. Dentro, dirigió la mirada hacia el techo como pidiendo a Dios que alguien calmara a su muñeca. Entonces, apareció un bola de disco en el medio del techo, de una puerta salió un parlante gigante negro, algunas baldosas negras del piso se dieron vuelta y terminaron siendo blancas, y el lavamanos agrandó su altura y ancho transformándose en una posible barra de boliche. Se encendieron una luces de colores, y la ropa que tenía puesta dejó de verse rosa y pasó a verse de un intenso rojo. Una oleada de viento dejó suelto su pelo. Se escuchó un silbido y al ritmo de una canción que hablaba de crecimiento, la muñeca empezó a levitar. Aunque hizo todo lo posible para no soltarla, en un momento la tuvo que dejar.

Publicado la semana 22. 28/05/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
22
Ranking
0 105 0