20
Sofi Col

Recuerdos

De mis dos primeros años no tengo recuerdos.

De mis tres, que festejé mi cumpleaños en el jardín con una torta de manzana que tenía azúcar impalpable.

Mi recuerdo a los cuatro, también es en el jardín. Me había golpeado los labios y para curarme mi maestra me puso manteca y azúcar.

Una foto en mi escritorio me recuerda que, a los cinco, era fan de Spiderman porque lo había visto colgarse en un tren de la alegría en Mar del Plata.

A los seis le ofrecí una galletita a quien fue mi mejor amiga en la primaria, fuimos dos años juntas al mismo secundario y nos distanciamos. Hoy compartimos el mismo grupo de amigas.

A los siete estaba enamorada de la maestra de mi hermano.

A los ocho jugaba a las Winx en el colegio. Nunca vi ese programa.

A los nueve años invité al chico que me gustaba a jugar a casa. Mi hermana me peinó para la ocasión.

A los diez me empezó a ir mal en el colegio.

A los once repetí inglés.

A los doce estudié mucho durante el verano, rendí un examen y volví al aula con mis compañeros.

A los trece empecé el secundario y me hice amiga de Luli.

A los catorce pasé casi todos los días con ella.

Cuando cumplí quince hice una fiesta en la que usé mi vestido turquesa favorito.

A los dieciséis me fracturé patinando sobre hielo.

Pronto cumplí diecisiete y decidí teñirme de turquesa. Me acompañaban una bota verde y dos muletas. Me dio vergüenza salir de la peluquería.

A partir de los dieciocho las manifestaciones feministas fueron mi segunda casa.

A los diecinueve estuve enamorada de una compañera de la carrera. Por suerte no me dio bola: a los veinte me puse de novia con Camilo.

Ahora, con veintiún años, falta un mes para que cumplamos un año juntos, aunque, probablemente, separados por la cuarentena.

Publicado la semana 20. 13/05/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
20
Ranking
0 68 0