02
Sofi Col

Sorpresa

Estaba recorriendo la Avenida Rivadavia con mi famosa y reconocida jirafa. Montar una es lo más loco que me pasó en mi vida. Parecía como si estuviera en el espacio volando con la alfombra de Aladín, de lo chico que podía ver todo allá abajo.


Recuerdo a la perfección el día en el que mis papás me la regalaron. Al principio fue un poco escandaloso, ya que yo vivía en un edificio y los vecinos no se adaptaban a semejante animal. Luego la terminaron aceptando y hasta les pareció divertido que esté.


El día en que me la dieron, me acuerdo que estaba preparando unas ricas pizzas mientras esperaba a mi familia. Nos íbamos a juntar a almorzar, ya que ese mismo día, Argentina jugaba la final del mundial. Era muy emocionante ver a nuestro equipo haber llegado tan lejos después de tantos años.
Mientras abría una lata de tomates, escuché el timbre. Era divertido que alguien llegara y tocara, porque lo había configurado con mi canción favorita de Miley Cyrus. Por eso tardaba en abrir la puerta, ya que siempre me quedaba cantando, y muchas veces no podía parar hasta el final. Solía recibir quejas.


Cuando bajé las escaleras para abrir, noté algo extraño. Eran mi papás. Pero aún más extraño que eso, fue cuando vi que me habían traído una jirafa. En un principio fue todo muy loco, y ahora también lo es, pero tengo que admitir que era muuuuuuy cómodo montar una jirafa, tan cómodo, que no me había percatado de que estaba dando vueltas en forma de caracol y parecía un ventilador en medio de la Avenida Rivadavia.

Publicado la semana 2. 12/01/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
02
Ranking
0 55 0