05
Seda

A los ojos

- El otro día miré a los ojos a la muerte.

- ¿Sí? ¿Y eso?

- Bajaba paseando a por el pan, como todos los sábados al mediodía, cuando me topé de frente con ella. 

- ¿Y cómo la reconociste?

- Lo supe al instante.

Sorbía un cigarrillo ducados de manera enfermiza. Tenía los labios amarillos, secos y agrietados de tanto reirse de la gente. Su pelo era cano y clareaba en la frente, en donde también se veían feas manchas de piel que le recorrían el resto de la cara. 
Tenía los ojos vacíos, como un ciego, o el que ya no quiere ver nada. 
Vestía una chaqueta amarilla, como de los años 90, y unos pantalones verdes de pana que remataban unas zapatillas de andar por casa. 

La muerte se quedó mirándome desafiante durante todo el rato que le mantuve la mirada. Y en cuánto me fuí, desapareció. 

- ¿Y donde la viste?

- La vi mirándome desde el otro lado de un espejo. 

Publicado la semana 5. 02/02/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
05
Ranking
0 39 0