23
Sassenach

Devoradores de mundos

Esta noche te cuento que,

tras recordar nuestra contraseña

de soñadores eternos,

el oro del mar

no es como nos dijeron de niños,

quien se atreva a saltar desde las rocas

encontrará en el lecho submarino

el árbol de haikus más hermoso e imaginable, 

pero también es posible

que antes de hallarlo

tropiece por el camino

con bancos de peces

que le narren cuentos malvados. 

Créeme,

la mejor manera de sobrevivir ahí abajo

es convirtiéndose en un devorador de mundos.

Publicado la semana 23. 04/06/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
23
Ranking
0 153 0