17
Sandra D. Lindon

Inventario

No es mucho lo que me llevo,

pienso mientras bajo 

las escaleras

y camino por el pasillo, 

el golpe de los tacones

haciéndole eco al del corazón.

Una taza cachada, 

el trocito del espejo en que te mirabas

antes de que todo se hiciera añicos;

tres arrugas nuevas alrededor de los labios,

el recuerdo de tu cuerpo cerca del mío, 

y de las multitudes de besos huérfanos 

con que cubría tu pecho y tu cara.

Veinte pares de zapatos

dos libros -al resto, te los regalo-

y una foto del perro callejero al que amaste 

y al que un día dejaste ir.

También me llevo conmigo

tu sonrisa, que derramabas como lluvia

y que se volvió tacaña.

Te dejo mis palabras, a veces demasiadas

y mis silencios dolidos, cuando me callabas.

Dejo hoy entre tus manos

mi piel ajada, 

mi vientre ya marchito;

no, no te dejo mis lágrimas.

Podría ser, como el adiós,

interminable la lista

de las cosas que me faltan.

Me voy y te dejo el cielo

colgado de esa ventana, 

la cama destendida

y las persianas cerradas. 

 

Publicado la semana 17. 26/04/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
17
Ranking
0 52 0