11
Sandra D. Lindon

Pronombres

Tú es sencillo: es la risa y la palabra; es la carraspera constante y demencial. Es lo fugaz y al  mismo tiempo letalmente perenne. Es el sonido melancólico del piano y el vacío de un teléfono que llama. Es también el sabor de la dulzura y la acidez. Es la inmensa claridad que brota desde adentro, desbordándose y derramándose, aún sin saberlo en ternura.

Apareces desde la nada y te instalas en el azul resplandor,   al exacto alcance de las puntas de mis dedos. Extraña conjunción, viejos amigos que jamás se vieron. Las palabras fluyen y vuelven a nacer despertando un júbilo nuevo.  Ahora te paras detrás de mi, olor a pólvora de pasadas batallas, y hundes tu cara en mi nuca, y todo es bello y tus manos buscan mi cintura, bajando, bajando hasta el centro mismo del universo.

Yo, adormecida por la lluvia, me amodorro ahora sobre tu pecho. El vaivén de tu aliento, tibio sobre mi frente; tus brazos rodeándome. Mis pies se ciñen a tus tobillos, descansando en la certeza de haber llegado al final del camino. Llueve en la ciudad, y yo duermo y te abrazo a kilómetros de distancia.

 

Publicado la semana 11. 15/03/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
11
Ranking
0 170 0