09
S. Monticelli

Verano.

 

 

Bajo el tizne movedizo de las sombras de la Parra,

Tu boca es un fruto que se humedece y se hincha

 Y revienta al entonar la palabra.

Termina el festín y entonces callas,

Rebosante de fuegos, vinos y charlas.

El calor,

 Forzoso sopor que tiende las horas

Y  líquidas se estiran y descansan.

 Todo es silencio en la amarilla siesta,

Tus labios turgentes, mudos se reservan

 Mientras sueñan cartas, perlas, sedas, 

Mientras sueñan amores que solo besan.

 

El calor, atizador vehemente de ocultos deseos

Alimenta mi sed y en secreto te asedio,

Custodio de tu ensueño miro tu boca

Tu aliento, inagotable misterio,

Tu cuerpo estirado sobre el largo banco

transpira su ardor en agua de rosas,

Tus labios son perlas, brotes de rocío convidados a gotas.

 

Bajo la luz entreverada de las hojas de la Parra,

Luego del tórrido festín degustado,

Me tiendo a verte,

Fascinante felino manso en su letargo,

Y mientras me arrullan de lejos las chicharras,

Solo veo tus labios, el mundo sobra,

 Solo tu boca,

Tu boca,

Único barquero de mis sueños, y entonces

Levito y   sobre el mundo feliz, duermo.

 

 

Publicado la semana 9. 24/02/2020
Etiquetas
Descalzo
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
09
Ranking
1 248 0