34
S. Monticelli

En lo negro de la noche.

 

Pozos de aire en los huecos de la noche, pozos de aire como profundos remolinos, como miradas clavándose en lo hondo, como la intriga de no saber si puede haber más perfección que ésta.

¿Puedes sentir el peso de mis pasos?, ¿la tierra húmeda, el canto de los grillos, el calor transpirando la noche, tu presentirme en la ansiedad de un cigarrillo?

Adentro el mar, el cielo partido de una carpa.

Afuera la tormenta, los permisos, las edades, lo prohibido, el serpentear de las hojas y el latigazo de las ramas.

Adentro la vida, los muslos la espalda, la música el delirio, el viaje, la magia, las manos mojadas al aferrarse a dedos infinitos, al derramarse en ríos inagotables de piel fundida.

Afuera la brisa fresca, la noche a solas, los horarios, los disfraces, las rutinas ajenas, el tiempo jugando en contra, adentro la verdad, lo auténtico…, la fiesta.

Como serpientes sin cabeza el humo cae y se enrosca y se acuna y se duerme en un denso levitar. La noche tiene huecos y ojos…, el día volúmenes y bocas.

Publicado la semana 34. 21/08/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
34
Ranking
1 63 0