14
S. Monticelli

Manías.

 

 

 

Hay días en que no puedo mirar mis manos, esas manos que me ayudan tanto, que siento tan bellas y fieles, tan prácticas, hay días que cambian.

Hay días en que mis manos se sienten garras, tomando las cosas cotidianas de forma salvaje, a zarpazos como lobo o como borracho enamorado.

Hay días en que mis manos se sienten blandas, y se le caen de los dedos algodonosos las más sencillas ambiciones, como tomar un vaso de agua o el teléfono de ella.

Hay días en que mis manos se sienten nerviosas, alborotadas, y no pueden dejar quieta mi rutina diaria, me obligan a sentir que una sorpresa relevante entrará volando por  mi ventana.  Como un vestido nuevo o la carta de un buen amor.

Hay días en que mis manos son ramas brotadas al cielo.

Hay días en que mis manos son raíces humedecidas al barro.

Quién lo diría:

De barro y de cielo, de garras y algodón alborotado están hechas mis manos.

Publicado la semana 14. 30/03/2020
Etiquetas
Miles Davis , Con un café, claro
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
14
Ranking
0 175 0