06
RosAmoR

Profesor en las nubes

Profesor en las nubes

Esther se dirigió con ilusión, ganas y dispuesta a aprender, al taller de tres horas sobre el trabajo en la nube. Ella manejaba muy bien diferentes temas del mundo cibernético, pero en este no se había puesto a indagar a fondo. El taller fue sublime, espectacular, nunca había vivido algo así, ni sus compañeros de clase tampoco —según le dijeron cuando se encontraron una vez ya fuera del aula—. Al finalizar la clase la mayoría de los asistentes le dieron las gracias diciéndole que si ella no hubiera estado allí, no habrían aguantado hasta el final. 

Esther se encontró, sin comerlo ni beberlo, resolviendo todas las dudas que tenían, que, si bien no eran todas de la nube, demostraron su pericia al moverse por el ciberespacio y manejar varios programas sobre los que le habían preguntado. 

Nadie entendía lo que sucedía, ni cómo se podía permitir algo así. Era insólito, inverosímil. Un profesor literalmente en las nubes, encantado de estar allí y más todavía de mantenerse postrado durante casi tres horas en su pupitre mientras una alumna, ante las preguntas sin respuesta de sus compañeros enseñaba lo que sabía. Mientras el profesor asistía tranquilo, relajado, preguntando, como uno más… y sin tener mucha idea de las dudas que le planteaban los alumnos. Eso sí, se mostraba muy interesado en aprender todo lo que una maestra “voluntariamente impuesta” le estaba enseñando. A las dos horas y media, con su talante tranquilo, como si nada, dio por finalizado el taller de una forma tan original como lo había empezado, (si es que alguna vez lo había empezado).

—Bueno, si no hay más preguntas lo dejamos aquí.

—Las caras de los asistentes lo decían todo.

Publicado la semana 6. 04/02/2020
Etiquetas
La vida misma, Experiencias, Relatos
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
06
Ranking
0 103 0