09
Persefone

Mandados con Mi Madre

Caminando con mi madre, siempre una junto a la otra. Mano en mano, hombro en hombro. Una tradición tan vieja como sus canas, las platicas amenas que curan mi alma.

Camino por las calles con mi madre, día tras día después de la escuela, le agradeceré siempre por nunca dejarme hablar sola, por ella se lo que es ser escuchada.

Camino por las calles con mi madre, ella de un lado yo por el otro, la distancia una pared fría. Se que ya no hablamos, pero sigues ahí. Se que no me entiendes, pero aun estas ahí.

Camino por las calles con mi madre, volvemos hoy de mi primera sesión de terapia. No hay dolor mas solo que el del alma ansiosa, no hay calor mas grande que el de su mano sujetando la mía. Se que ella no entiende las voces que gritan en mi mente, mas no intenta ignorarlas; su silencio es su mejor compañía.

Camino por las calles con mi madre, estos pasos que he dado tantas veces. Me creo volar y gozo de la libertad que solo siento cuando me proteges y estas a mi lado.

Camino por las calles con mi madre, ella en casa y yo en sus rezos. Madre, lamento que hoy tus oraciones no son inmunes a los monstruos que a tu fe no llevan. Camino por las calles con tu voz en mi corazón, no te culpes mami, gracias a ti nunca he tenido miedo.

Camino por las calles con mi madre. Ella no va sola, siempre ha de llevarme en su

alma. Mi fortaleza se la doy para que grite por las calles mi nombre.

Camina por las calles mi madre, la sostienen ellas que comparten mi marcha.

Dejo a mi madre caminar por la calle. Me voy tranquila pues se que mientras ellas luchen mi madre no estará sola.

Tomo mi camino por la calle, mientras me alejo mi único deseo es que sea yo la ultima a la que le arrebaten el poder caminar con mi madre.

Publicado la semana 9. 25/02/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
09
Ranking
0 56 0