04
Persefone

Nuestra Heroína Sin Voz

El mago tomó su voz sin pensarlo dos veces.

Ella le dio su corazón, nunca su mente.

Él tomó lo que pudo, como ella sabía que haría.

No era el primer mago al que ella se enfrentaba.

Ni cerca estuvo de ser el último.

 

El cambio en la historia no fue la traición,

Fue nuestra heroína llena de valor.

Por primera vez ella no se dobló.

Por la primera vez ella gritó.

 

Ella gritó, pero nadie contestó.

Las voces silenciosas la declararon demente.

Ciegos ante los trucos baratos y premios de un mago hiriente.

 

El mago tomó su voz sin verla dos veces.

Mientras ella sufría el mago sonrió una última vez.

Nuestra heroína lloro. Inundó en silencio y profundo.

Pensó que solo ella era de culpar.

 

Y tal vez era la irá más poderosa que la pena,

O tal vez eran ellas, las que encontró en la oscuridad.

Nuestra heroína se levantó.

 

El mago tomó su voz y pensó que estaba a salvo.

Una pena era el, parado en su castillo robado dónde nuestra heroína lo encontró.

Ella se volvió fuego y hielo. Sangre y lágrimas.

Ella se convirtió en infierno y gritó una vez más.

Grito, mas no por su boca silenciada.

Grito por su alma, viva y llena de las que vinieron antes.

Hermanas y madres. Las diosas y demonios.

 

El mago tomó su voz creyendo que había ganado su espíritu.

Creyó que ella estaría incompleta y vacía. Ingenuo a su totalidad mágica.

Porque por cada mago que se esconde detrás de máscaras frágiles, existen millones de brujas hijas de la luna y el Sol.

Y las brujas siempre gritamos más fuerte.

Publicado la semana 4. 21/01/2020
Etiquetas
just a girl , Cuando quieras darte un poquito de esperanza , magical women
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
04
Ranking
0 56 0