28
Persefone

¿El Fin?

Estoy cansada del fuego.
Estoy cansada del odio.
Estoy cansada de la espada que escondo bajo mi falda.

Estoy cansada de ser fuerte.
¿Por qué debo ser siempre fuerte?
¿No es suficiente con existir?

Estoy cansada de las miradas.
Estoy cansada de las luces.
Estoy cansada de sus risas.

Estoy cansada sin sentirlo, vaso roto abandonado en la alacena, un vacío que acorta cada uno de mis movimientos. Cada uno de mis pensamientos.

Estoy cansada de explicarme, una respuesta desconocida que prende del hilo de una curiosidad incomoda, mas no encuentro explicación para el dolor que me toma.

Las noches tan largas que en sus vestidos se pierden. Giro sobre mi cama en un arrullo constante que atormenta mi alma.

Pero, ¿Qué es lo que realmente atormenta mi alma?

¿Cómo he de explicar eso que me asfixia y me llena de angustia?
¿Cómo he de ahogar mi sufrimiento, si es ese el mar que para ellos representa calma?

¿Seria demasiado egoísta de mi el quemar la casa de naipes, si es esa la que los mantiene entretenidos?
¿Seria egoísta el dejarme romper? ¿Un privilegio no otorgado?

El mundo está en ruinas y estoy cansada de preocuparme, las dudas continúan su eterna batalla en mi cabeza, alzando una bandera sin nombre.

Estoy cansada de escucharlas mientras viva el canto de un respiro.
Hoy quiero escuchar mi propia voz.

Publicado la semana 28. 11/07/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
28
Ranking
0 115 3