44
M. Perálvarez

Ley de vida.

Los hijos que aún no tenemos duermen en mi vientre.
Mi corazón les canta a ritmo flamenco.


Yo te daré de comer.
Y arrancaré mis propias ramas para mantenerte caliente,
abrazo para refugiarte de mis tormentas.

Los hijos que aún no tenemos cantarán conmigo,
curiosa forma de dar la bienvenida, ¿no?

Mi corazón te espera a ritmo de las teclas de una maquina de escribir.
Mi mano baila en tu honor: una pluma que se desliza.

¿Qué parte de este cuento narraremos a los hijos que aún no tenemos?

Publicado la semana 44. 27/10/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
44
Ranking
0 15 0