37
Leona Perálvarez

Huracán.

Sabía a qué me arriesgaba cuando escribía llamándote huracán. Una copa derramada, violentamente colocada bocabajo. As vergonzoso al que no me dí cuenta que me aferraba cuando ya no había nada que beber.
Todo está mal, me siento coja.
No sé si estoy rota o todo lo rompo. No sé si tras tanto tiempo encerrada en esta caja de cartón he olvidado como entender las señales de ese idioma.
No era consciente de que sucedía hasta que fue demasiado tarde: habías roto la maldición de años que me perseguía, solo para amarrarme a tu fuego. Un fuego que a kilómetros de distancia quema con indiferencia.
Mientras, yo me enfrento al frío interior con él que nací.

Publicado la semana 37. 09/09/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
37
Ranking
1 39 0