31
M. Perálvarez

Feria.

Finales de julio. Casi las cinco de la tarde.

Voy a escuchar nuevas canciones con miedo a que me evoquen a ti.

 

Asiento trasero de un coche negro que corría más de la cuenta.

Soy un plan B, abandonado en un cajón por falta de medios.

 

No fuiste el primer disparo de mi escopeta. ¿Es eso lo que te llamó la atención?

Soy un sueño lúcido abandonado. Están llenos de miedo.

 

Cada melodía trae el recuerdo de una noche, cuando escapamos de tus estúpidos amigos.

Casi las cinco de la mañana.

No puedo dormir.

Publicado la semana 31. 27/07/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
31
Ranking
3 101 0