25
Leona Perálvarez

Hijo pródigo.

Como en un sueño.

Soñé que a mí también me llamabas. Soñé que también me querías. Soñé que me tenías en cuenta.

Como eso, un sueño.

Vi como lo mirabas, el brillo en tus ojos, y deseé ser adorada de esa forma.

Como en un sueño, pensaba una y otra vez que te darías cuenta del sufrimiento que causa tu amor por esa sombra errática.

Fuera del sueño, fuera de la abundancia; peón, alfil y reina esperan a poder hacer jaque mate.

Tristes inconscientes que no saben que la obra más valorada por el Señor es la cúpula del Vaticano, y nadie cambiará eso.

Publicado la semana 25. 15/06/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
25
Ranking
0 74 0