17
M. Perálvarez

Cada mañana

Sumamente desagradable.
Tu canción se superpone a todos los sonidos colindantes.
Y no sé como escapar.
Uno tras otro, encadeno sueños que no me dejan dormir.
Rompí aguas y me quedé vacía.
Pelo aún más oscuro. No me reconocía.
Siempre me sorprendes. Siempre me asustas.
No me dejas ser.
No tengo sitio al que pertenecer.
He logrado darle volumen suficiente a mi interior.
Eso supone estar sola.
Soy sumamente desagradable.

Publicado la semana 17. 20/04/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
17
Ranking
0 116 0