10
María Perálvarez

Una hija en común

Éramos una pequeña familia de tres. Mi mano izquierda estaba arropada por el roce de unos dedos mucho más grandes. Mi mano derecha, la del arte, protegía a una mano pequeñita que temblaba. 

Se acabó esa pantomima, esa feria. Ahora tengo una mano libre, y la utilizo para secarme las lágrimas y acariciar la cabeza de mi niña. Érais mi familia de tres, las personas en las que yo confiaba. Y ahora voy a defender a la única persona que me queda.

No puedo nunca más quedarme bloqueada si hay personas que están esperando por mí.

Publicado la semana 10. 02/03/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
10
Ranking
0 31 0