48
Laura R

A causa de nada

Desperté antes del amanecer, me vestí de buso cuello tortuga. Iba sin definir, y en el camino decidí lo que en el fondo siempre supe que sería a pesar de mis dudas. Siempre fue fijación mía cualquier cosa que tuviera motor y llantas: trenes, tractomulas, motos, skateboards, aviones... todo aquello que estuviera bajo mi mando.

Pasé 15 horas con quien a veces he deseado su muerte, con quien durante mucho tiempo consideré un héroe. Me reconcilié con el pasado, con los errores míos y suyos, volví a ser una niña. Es un buen tipo después de todo, a pesar de no saber quién es en realidad, a pesar de haberme dicho que yo no era nada, absolutamente nada.

Volví a tener fe en las ideas y la fuerza suficiente para hacerlas materiales. Tengo toda una vida por delante.

Salí de noche, volví de noche. Cansada, feliz. Me tomé 30 pastillas de metocarbamol y me acosté a dormir, esta vez para siempre. A causa de nada. Por nada. Porque sí.

Publicado la semana 48. 29/11/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
48
Ranking
0 66 0