15
Laura R

Bóvedas

Me fue dada la percepción del espacio entre mi cerebro y mi cráneo con cada movimiento demasiado. La fisiología me dirá que no es un espacio, o por lo menos no un vacío: lo que está ahí es el líquido cefalorraquídeo. Pero yo me sigo preguntando por qué lo percibo.

Tendré la cabeza demasiado floja.

Estuve hace un par de días contemplando el cielo nocturno, con una luna muy redonda. Mi cabeza es como esta gran bóveda: oscura, que acoge y encierra, llena de luces que forman aparentes caminos, posibles mapas. Contenedor paralelo.

Solo una noche, la horizontalidad y la gravedad bastaron
para darme cuenta
que el universo y yo somos la misma cosa.

Publicado la semana 15. 11/04/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
15
Ranking
0 42 0