20
Laucha

Silencio(s)

Será que tengo el cuello largo como jirafa que cuando quiero decir lo que siento se queda a mitad de camino, en mi garganta. Sólo mis cuerdas vocales se compadecen de mí, porque son las que más me comprenden.No me culpo, me enseñaron a callar, el silencio me aturde. Es difícil aprender, pero ha de ser peor, desaprender. Tengo la garganta anudada, con un sin fin de palabras, y aquí frente a la sopa de letras, puede ser absurdo, pero te escribo en poesía porque recitarlo es más fácil y explícito que explicarlo en la teoría. El eco de mis lamentos se arrastra por la caverna de donde sale mi voz. Un espectro vibrante estremece todo mi cuerpo, deformándome en cofre y guardián de mis emociones. ¿Cuál es el secreto detrás de estos muros susurrantes? El miedo a derrumbado el camino a la salida, que es mi boca. Pocos sollozos logran salir, pero escapan con algunos pedazos menos. ¿A dónde irá el camino? me cuestiono, como si yo un ser tan terrenal, pudiera responder. Del camino sólo se, que a lo largo del sendero,  siguen retumbando, el eco de mis pasos.
Llegado al final, esperanzado de encontrarte, me siento en el abismo, sin nadie a quien proclamarle lo aprendido en el viaje. A lo mejor,seguir escribiendo, va a refugiarme, del mundo feroz, en que todos hablan, y nadie es escuchado.

Publicado la semana 20. 12/05/2020
Etiquetas
Una compañera poeta
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
20
Ranking
0 30 0