02
José A. Guerrero

Relatos de Lutheia: Patric

―¡No puede ser! ―gritó y se puso de pie tomándose la cabeza.

―Mejor suerte para la próxima, muchacho.

―¡Apuesto mis últimas diez coronas de plata a que saldrá un nueve!

―Ya lo veremos, haz tu tirada… ―le alcanzó los dados.

Patric cerró los ojos mientras le imploraba a los dioses que le dieran suerte y al abrirlos tiró los dados sobre la mesa.

―¡NO! ¡ME CAGO EN MIS MUERTOS!

La risa del viejo que controlaba las apuestas fue estruendosa.

―Ya puedes retirarte, muchacho ―dijo mientras hacía sonar en sus manos las monedas―, no tienes nada que hacer aquí.

―Necesito el dinero, por favor…

―No tuviste que haber venido.

―Por favor, en verdad necesito…

―¡Sáquenlo de aquí! ―dijo el dueño del lugar al ver su desesperación.

―¡No! ¡Esperen! ¡Tengo algo más!

―Ya dijiste que eran tus últimas diez coronas, no me interesan las baratijas.

―¡Es plata! ¡Es una armónica de plata! ¡Era de mi padre!

―Déjenlo… ―el viejo alzó una mano y le hizo señas para que se la muestre―. Esto es muy interesante, muchacho, me pregunto de dónde la habrás robado.

―¿Por quién me tomas, viejo? Soy Patric L’cuar.

―Tu nombre no me suena de ningún lado, muchacho.

―Soy un talentoso músico que casi toca para la reina Henea.

―Me imagino que sí. ¿Qué número piensas sacar?

―Esta vez saldrá un doce ―dijo al recibir los dados.

 ―Así que crees que sacarás dos seis, ¿eh? No ha salido uno en toda la noche.

―¡Ahora saldrán y me llevaré todo! ―cerró los ojos y tiró los dados.

Se oyó la risa del viejo.

Publicado la semana 54. 04/01/2021
Etiquetas
Fantasía , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
II
Semana
02
Ranking
2 54 0