52
José A. Guerrero

Desierto

Aclaración: Estos versos pertenecen a Valtpier Lamond, uno de los bardos más reconocidos de Lutheia y con el que la protagonista de la saga que he escrito hace un par de años tiene un encuentro casual en la Plaza de la Fuente de la ciudad de Palitts.

 

En Turanbhar un desierto flanquea una espina montañosa, y allí un pueblo orgulloso se alza con sus costumbres y tradiciones. El escorpión es el blasón que se borda de forma recelosa, pues su fuerza es más significativa que la de los ciclones.

Oliváceas son las pieles de sus habitantes, mientras que negros son sus cabellos y marrones sus ojos. Los tiempos de paz han llegado a consagrar a los amantes, y quienes añoran la guerra han quedado inválidos y cojos.

Los aliados de antaño están en el norte, solo esos seres de cabeza astada son de fiar para muchos. Porque ellos saben que las uniones maritales son endebles en cualquier corte, y aun así no siempre prevalecen sus derechos.

La heredera de Amunrrath se convirtió en la reina de otro reino, mientras que su hermano menor juega a seducir princesas en los tiempos de cólera. Solo las esperanzas del Viejo Escorpión están centradas en el vino, porque el mismo es piadoso cuando arriba al desierto en una galera.

 

Publicado la semana 52. 21/12/2020
Etiquetas
Fantasía , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
52
Ranking
6 97 0