50
José A. Guerrero

Aliados

Aclaración: Estos versos pertenecen a Valtpier Lamond, uno de los bardos más reconocidos de Lutheia y con el que la protagonista de la saga que he escrito hace un par de años tiene un encuentro casual en la Plaza de la Fuente de la ciudad de Palitts.

 

Una naturaleza sin cuerpo es una naturaleza sin alma, y algo sin alma representa la ausencia de los sentimientos más profundos. Algunos dicen que las bestias no sienten porque no tienen alma, pero yo estoy aquí para recitar los versos más áridos.

¿Qué puede decirse del unrir? ¿Qué puede decirse de su naturaleza? No es más que una bestia, una bestia conformada por otras dos. Porque la verdad del unrir se halla en las estepas y en la maleza, se halla en la inmediata relación de los aliados.

¿Cómo un unicornio puede amar a un inmenso lobo? ¿Cómo un fenrir puede amar a un corcel astado? Los misterios de los aliados siempre varían en lo que alguna vez hubo, y no por ello todo les resulta de su agrado.

De los prados y las estepas, a los profundos bosques del norte, matorrales incipientes, o hasta las riberas de ríos y lagunas, allí es fácil de encontrar a un unrir que deserte. Y desertar no es cosa de la naturaleza del amor, sino de las faunas.

Publicado la semana 50. 08/12/2020
Etiquetas
Fantasía , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
50
Ranking
3 109 0