45
José A. Guerrero

Nacidas de la flor

Aclaración: Estos versos pertenecen a Valtpier Lamond, uno de los bardos más reconocidos de Lutheia y con el que la protagonista de la saga que he escrito hace un par de años tiene un encuentro casual en la Plaza de la Fuente de la ciudad de Palitts.

 

Protectoras de la naturaleza con una voluntad férrea, no hay nada que las amedrente por su amor a Fiora. Si de lucha dependiera todo, ellas partirían a la guerra, pero nada las haría dudar cuando la decisión fuera etérea.

Salvadas de toda depravación están en su isla, cual pequeña pero inmensa porción de tierra representa. Solo con un navío celeste podría llegar a alcanzarse para adorarla, porque la luz de los astros la iluminan con una fuerza infinita.

Incluso varios días antes de la tan ansiada llegada, uno puede vislumbrar en las profundidades del océano la inacabable copa de un árbol que jamás estará malsano. Pues gracias al árbol que echa raíces en las montañas, nace la vida.

Y la vida existente en nuestro mundo es un misterio azaroso, donde los dioses juegan un papel que no llegamos a comprender. Se dice que la guerra estalló entre ellos por un conflicto misterioso, que al igual que el nacimiento de las urins, no se pudo esconder.

Publicado la semana 45. 02/11/2020
Etiquetas
Fantasía , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
45
Ranking
3 75 0