44
José A. Guerrero

Ojos en el norte

Aclaración: Estos versos pertenecen a Valtpier Lamond, uno de los bardos más reconocidos de Lutheia y con el que la protagonista de la saga que he escrito hace un par de años tiene un encuentro casual en la Plaza de la Fuente de la ciudad de Palitts.

 

En el norte la magia es posible, una ciudad así lo demuestra; sus bosques son impermeables, y sus glaciares inexorables. Sus montañas, lagos y arroyos son pinturas que todo lo ilustra, y sus corazones naturales nunca dejan de ser afables.

Una travesía por aquel vasto continente puede ser emocionante, y los viajeros que han vivido sus aventuras así lo expresan. Solo delirantes y cobardes se atreven a afirmar que aquello los agote, pues nunca han salido de las crueles rutinas que los apresan.

Los fiordos del este o las tundras del oeste, ambiguas y dignas, son la belleza natural que compite con la escarcha que todo lo inmoviliza. El viento ruge y hace estremecer las hojas y la recia madera de las ácanas, y ni siquiera en la noche el eco del silencio se atiza.

Con esperanzas vacuas uno llega a anhelar poder vivir esa realidad, solo que los peligros que acechan a la mente dispersan el deseo. Puede que el invierno sea el temer de tal desdichada ansiedad, pero siempre llegará un verano con un dulce rasgueo.

Publicado la semana 44. 26/10/2020
Etiquetas
Fantasía , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
44
Ranking
3 75 0