35
José A. Guerrero

Relatos de Lutheia: Na'sharaj

El escenario era el peor del que se imaginó antes de llegar, la oscuridad lo había devorado todo. Pisó fuerte sobre las arenas del desierto de Na’sharaj y encabezó la marcha de más de diez mil hombres y mujeres que no estaban dispuestos a ser dominados por los orcos y los trols que ponderaban al Dios Dormido.

Bairon entrecerró los ojos para mirar más allá de la arena que volaba en los alrededores por los tornados que eran obra de los chamanes a los que debían enfrentar.

―Tendrías que hacer algo, Lethiara, de lo contrario no lo lograremos.

La elfa dio un paso adelante y se separó de las filas que formaban las tropas que resistían al atropello bélico de los oriundos de Malggor. Alzó ambas manos y murmuró palabras del magi que provocaron que una enorme ola de arena arremetiera contra los chamanes que aguardaban en las inmediaciones del Templo de la Madre Hildra.

Solo allí Bairon rugió la orden de que emprendieran el galope para embestir a sus enemigos mientras intentaban emerger de entre la arena que los sepultó. Cuando creían que la balanza se había inclinado en favor de ellos, el templo que los trols construyeron en medio del desierto se rajó a la mitad y comenzó a derrumbarse en el preciso momento que se oyó el embravecido grito del despertar del Dios Dormido.

Si antes de que llegaran a adentrarse en el corazón de Na’sharaj ya todo parecía estar demasiado oscuro, ahora sus ojos se enceguecieron completamente por no haber ni rastros del sol. De todos modos el líder de la Orden de la Luz alzó su espada y la oscuridad comenzó a perder fuerza. Todos los que cabalgaban a su lado lo siguieron de cerca hasta que finalmente se produjo el choque con sus enemigos.

Publicado la semana 35. 24/08/2020
Etiquetas
Fantasía , En cualquier momento
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
35
Ranking
3 99 0