17
Humbert Monroe

Gato de Troya

El escultor decidió hacer una cápsula del tiempo. Dentro de su obra, próxima a inaugurarse, encerró a uno de sus ayudantes, con el cual había ciertas discrepancias. Lo amordazó y amarró de tal forma que le impidió el movimiento. Luego trabajó toda la noche soldando.

Días después, fue colocado en la plaza principal, un enorme gato obeso, que llamó la atención de todos los transeúntes. Las autoridades locales y la sociedad, presumieron de contar con el artista y sus obras donadas para deleite cultural de la ciudad.

La noche de la inauguración, un habitante de calle, escuchó unos ligeros sonidos al interior de la escultura, por lo que aseguró que el gato estaba maldito. Luego corrió la voz de que el felino ronroneaba en las noches.

Con el paso del tiempo, otras esculturas fueron colocadas en el lugar y el gato pasó a un segundo plano.

Publicado la semana 17. 23/04/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
17
Ranking
0 297 1