06
Indigo_Dolphins

La actitud es lo importante

Cantaba a pleno pulmón mientras se calzaba sus botines de serpiente. Adoraba esos zapatos. Zapatos de zorrón, de ejecutiva, de it-girl... botines multiuso, todo dependía de la ocasión y la actitud.

La actitud era muy importante. Ella lo sabía bien. Marcaba la diferencia entre conseguir lo que uno quiere o dejarse guiar. Esa noche, por ejemplo, quería causar buena impresión. Se mostraría coqueta pero no frívola, inteligente pero no brillante, accesible pero no fácil. El punto justo de feminidad, diría su madre.

Al parecer, así era como le gustaban y debía esmerarse con él. Era imperativo que el cliente quedara contento pero no estaba preocupada. Era una profesional, siempre los satisfacía. Y además, entre el gremio destacaba por su discrección y su capacidad para pasar desapercibida, ambas cualidades muy valoradas, dadas las circunstancias.

Se echó un último vistazo y le gustó lo que vió. Lanzó un beso al espejo y salió.

El coche la esperaba en la calle. Se reunió con él en el restaurante acordado. Lo encontró atractivo. No le gustaba eso, le costaría más mantener la distancia. Después de la cena, quiso llevarla a bailar. Era encantador, la cosa se complicaba. Por si fuera poco, sabía bailar y la hacía reír. Si seguían así, acabaría enamorándose.

Fue ella la que propuso ir al hotel. Él la besó por sorpresa en el ascensor. Le dijo que era preciosa y que se había divertido mucho. Que iban a divertirse más aún. Ella sabía que decía la verdad. Tomó aire mientras abría la puerta y le cedía el paso. Una vez dentro, esperó a que él se quitase la chaqueta y sirviera un par de copas para rodearle y vaciarle el cargador en la cara. Menudo desperdicio.

Se miró en el espejo, se limpió una pequeña mancha de sangre del pómulo y telefoneó al cliente.

—Objetivo terminado.

La actitud era lo importante.

Publicado la semana 6. 09/02/2020
Etiquetas
Atomic de Blondie
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
06
Ranking
0 16 0