06
Gris Peláez

Por última vez

Reina la calma después de meses de tempestad, el sol abraza los corazones y el canto de los pájaros peina las almas. Con estos velos es más fácil tapar el recuerdo, por unas horas, de todos los que se han ido. En todo el pueblo hay ganas de vivir en toda su extensión.

En días como hoy nadie debería estar solo. Rodeado de gente, colmado de agradecimientos y parabienes, sí,... pero él lo está. Desde que el brote comenzó se volcó completamente en salvar a sus vecinos y parece que ya su misión ha terminado. Meses de sobresfuerzo, noches sin dormir y días de angustia. Dolor infinito y llantos guardados bajo siete llaves por fin han tocado a su fin.

Por primera vez había encontrado un sentido a esto del vivir, o del malvivir, pero ayer dio el alta al último enfermo que quedaba en el pueblo y hoy ya se atisba por el horizonte a un jinete llamado Vacío que viene a cobrarse su cabeza. Y sentada detrás, en la grupa del negro corcel, sonríe Ansiedad.

Nunca conseguirá recuperarse completamente. La ansiedad se replegará y las pequeñas obligaciones cotidianas le permitirán esquivar el campo gravitatorio del vacío, pero un día le fallarán las fuerzas y se dejará caer porque nada de lo que haga de aquí en adelante será tan importante como haber sido médico durante la peste negra.

Hoy va a ser feliz por última vez en su vida, pero todavía no lo sabe.

Publicado la semana 6. 04/02/2020
Etiquetas
Serrat - Fiesta
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
06
Ranking
0 73 0