09
Emeberis

Tránsito

¡Ay, Ofelia! No te vayas al río

Los grajos aúllan la tragedia

Y las aguas rugen crecidas 

No, no te vayas al río. Ahora no

Aguarda en tu escondrijo

Aguarda la noche en vela

que el temporal escampe

¡Qué no tienes culpa! ¡Es cosa de ellos!

Arranca los tonos pastel de sumisa doncella

Envuélvete en intrépida seda purpúrea

Y empuña valiente una roma daga

Que no traiga más sangre

Que te proteja

Pero no, Ofelia, no te vayas al río

Desconsolada por delirios del príncipe enloquecido

 

Pasea por el bosque con pies de plomo

No escuches el susurro del viento narciso ¡qué no te embauque!

Ni el sermón caduco de los hombres de tu linaje

Mujer, ¡qué la corriente no te arrastre!

Cuelga la corona de flores en la rama que se marchite sola

Y que tu pelo brillante culebree al aire

No, Ofelia, no eres sirena, ni diosa, ni princesa,

Eres carne y hueso

Desafía la manzana jugosa.

 

No sea el cauce del río un precipicio

Y las ramas, piedras que resbalan por la ladera

No te tires Ofelia, no te tires,

No dejes que las telas mojadas te estanquen en el turbio fondo

Y el pintor prerrafaelita esboce tu agónico suspiro multicolor

Naufragando con los ojos bien abiertos

mientras el sauce se desplome con su fúnebre quejido vegetal

¡Ay, Ofelia! No te vayas al río

Que la corriente no te arrastre, con las flores marchitas, las ramas partidas y las algas hacia el mar.

Publicado la semana 9. 28/02/2020
Etiquetas
Hamlet de Shakespeare, Cuadro de Ofelia de John Everett Millais, Cuadro de Ofelia de Alexandre Cabanel, Cuadro de Ofelia de John William Waterhouse, Cuadro de Muerte de Ofelia de Delacroix, Cuadro Ophelia de Odilón Redon
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
09
Ranking
0 31 0