20
Emeberis

Desliz

Pablo llega con prisas y el traje descolocado. Ya en la llamada de ayer le noté una voz misteriosa y profunda.

—Vaya cuchitril, ¿no podíamos haber quedado como siempre en el Ritz? —dice resoplando.

Se sienta y se quita el foulard de seda del cuello. Pide un whisky doble cuando se acerca el camarero.

—Empiezas fuerte la mañana.

—No sabes lo que me ha pasado — dice mientras se pasa un pañuelo por la frente para quitarse el sudor.

—Traes un careto…

—Me han enviado a la oficina unas cartas anónimas, de ésas con letras recortadas de los periódicos.

— ¿Y?

—¿Cómo qué y? ¡Qué me piden pasta gansa! 

—¡Ostras!

El camarero deposita el whisky encima de la mesita de cristal en la terraza.

—Necesito el dinero para el martes. Si no lo entrego, me han amenazado con enviarle a Carol unas fotos mías con Susana. En la playa. Nos han tenido que seguir, los muy cabrones. ¡No sé qué voy a hacer! —dice Pablo agachando la cabeza y moviéndola de lado a lado.

—¡Qué me dices!

—¿No te habrás ido de la lengua?

—¿Acaso lo he hecho alguna vez?

Pablo bebe de un trago el whisky y enciende un cigarrillo.

—¿Podrías dejarme algo? lo que sea.

—Imposible. Ando tieso. Los proveedores me tienen abrasado ¿Vas a llamar a la policía?

—¿A la policía? ¡Estás loco y que se descubra todo el pastel! Carolina y su padre me pondrían de patitas en la calle con una mano delante y otra detrás. Y sin los niños.

—¿Susana lo sabe?

—No. ¿Tú crees que sería capaz de ponerme en un aprieto?

—Desde luego.

Pablo se queda callado.

—¿Has pensado en vender algún cuadro de la galería de tu suegro?

—Si, como si fuera tan fácil.

—Conozco a un marchante de arte que podría ayudarte a venderlos en el mercado negro, un tipo de fiar.

—¿En serio?

—Si, fingiremos que ha sido un robo y lo que saquemos vamos al cincuenta.

—¡Joder macho!  No sé. No quisiera que destrozaran la galería.

— Nada de destrozos, conozco a tipo fino, no te preocupes. Ya verás que rápido sacamos los cien mil.

Pablo levanta una mirada felina, acorralándome.

—¿Y tú cómo sabes que me piden esa cantidad?

 

Publicado la semana 20. 15/05/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
20
Ranking
0 67 0