12
Emeberis

Resistencia

Antiguamente la verbena se celebraba a orillas del río, en la parte donde se comunicaban ambas, a través del puente de madera. Los niños iban y venían. Los hombres portaban el vino, asaban las costillas y las chuletillas cordero, los chorizos y las morcillas mientras que las mujeres organizaban, servían las mesas y recogían todo al terminar. Bailaban hasta bien entrada la noche y los adolescentes juntaban sus cuerpos por primera vez. Un mes de septiembre un fuerte aguacero desbordó el cauce del río resquebrajando el puente e inundando la parte baja del pueblo. El torrente de agua se llevó varias vidas y a partir de entonces cada año arrancó alguna más. La zona quedó impracticable y los vecinos fueron abandonando el pueblo en busca de un lugar más próspero donde vivir. Ya no queda nadie que pueda dar testimonio de aquellas verbenas, de aquellos primeros amores, de aquellos baños, tan sólo unas cuantas bombillas continúan aferradas a los árboles repletas de agua, pero intactas, sin que la roña se haya apoderado de ellas, todavía.

Publicado la semana 12. 20/03/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
12
Ranking
0 24 0