02
Dk García

La última palabra

Logro unilateral

Expresión inocua

Tenemos cientos de fantasmas en la cabeza y es lo único que podemos decir;

Después de mandar a la mierda  la razón

Después de colocar en un pedestal las cartas al tiempo

Después de sobrevivir a los yermos desgarradores

Después de tundras y desiertos que acogen la indiferencia de los dioses

Y ceder

Y conquistarlas

Y compartir cada aliento de esperanza

Después de soportar el castigo de la ausencia

Después de buscar y buscar y buscar la virtud sin encontrarla

De la nostalgia de encontrar y resolver el origen de esta emoción

Después del letargo de la incertidumbre

y de largas sendas de éxtasis de pasiones

Después de largas y pesadas lunas donde se recitan las dudas más nocivas y perniciosas;

 

Solo queda una expresión

Un simbolismo

Un concepto

Una ideología

Una filosofía

Un noseque, pero móvil del alma

Solo queda la sublime insensatez 

el deseo de desear

el deseo de poseer eso que no se siente

el deseo de sentir o de no sentir

la voluntad de continuar sin un rumbo

la religión de la sinrazón

una fe ciega y sorda

una embriaguez de virtudes y de vicios, pero más de vicios que de virtudes

Solo quedan vergeles de pasiones subyugadas por placer en cualquiera de sus manifestaciones

Solo queda la inmortalización del ser en cuestión

La perfecta imperfección en su más pura representación 

Queda solo la prueba de que hay justicia en esta vida tan injusta

Que hay vida donde alguna vez pudo haber muerte

Queda la prueba de que los impíos pensamientos también sucumben a la mínima provocación de la pasión

Solo queda la inspiración y aspiración a la divinidad

Queda la libertad inquebrantable de respirar; respirar libertad

Queda la aparición pura de un insipiente ente que no entiende pero actúa con bien

Queda la admiración de la unicidad en su expresión absoluta

Queda una sonrisa imperiosa

un beso

una caricia

una mirada castigadora, cómoda y relajante

Un todo capaz de transportarte a tu idilio perfecto

Después de todo quedas desnudo

indefenso, pero inmortal después de todo

Después

¡Ay, después!

no hay nada más que decir que…

Te Amo.


 

(Aunque esta expresión no termina de describir el valor que hay detrás.

  Una experiencia inefable.)

Publicado la semana 2. 06/01/2020
Etiquetas
Amor
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
02
Ranking
1 58 0