15
Dk García

De eternidades

¿Qué tan absoluto es el tiempo?

Resulta tan inútil medirlo en míseros números cuando poco a poco desemboca la vida en curso y devora nuestro aliento cuando apenas y lanzamos un suspiro. Y no queda más nada que el pasado.

¿Con que afán programamos horarios si al final nos falta o nos sobra tiempo para “vivir”?

¿Quién nos dio el más mínimo de los privilegios de asignarle un numero insignificante a las relevancias de nuestra vida?

Resulta tan inútil medirlo cuando en un parpadeo pasa tu niñez, tu adolescencia, tu juventud, tu adultez y tu vejez. ¿Y para que medirlo por etapas, si apenas y despiertas y ya paso tu primer amor, tu primera decepción, tu primer reto profesional, tu primera pelea y hasta tu último beso?

¿Y con qué maldito motivo lo medimos por experiencias, si en el ocaso de nuestra existencia quedan solo los recuerdos, añoranzas, deseos y demás cosas que al final, se fundirán con nosotros en el último aliento?

¿Quién en su sano juicio vive al tiempo?

¿Darle tiempo al tiempo?

¿Y cuándo le damos vida a la vida misma?

De eternidades, así se mide la vida, pero ante la insensatez de no poder dejar de desvirtuar a la vida con números... Habría que, por lo menos intentarlo. ¿Cómo? Amar cinco eternidades y media a esa persona especial. Odiar media eternidad a la inaguantable ola de desprecios y complejos. Beber y platicar con tus amigos durante diez, talvez once eternidades. Trabajar un tercio de eternidad a costa de poder vivir quinientas eternidades con tu familia, en fin, vivir.

Darle el placer a la existencia de ser eternidades, o por lo menos, inténtalo.

Publicado la semana 15. 17/04/2020
Etiquetas
La vida misma , De noche , Viajes en el tiempo
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
15
Ranking
0 91 0