31
Dark Rainbow

Soledades

El corazón en el camino

A la distancia lo divisé rampante. Algo en la maleza se acercaba sigilosamente al abismo, así que corrí hacia lo que sea que estuviese ahí. Saqué la linterna de mi bolsillo y alumbré a lo segundos antes era tan una sólo una silueta.

Los suicidios no eran inusuales por esta zona y mi misión como policía era identificar a las posibles víctimas y evitar el último respiro al vacío.

La noche era oscura como barro en la cara de la pobre víctima. El único árbol que se asomaba al borde del precipicio lucía tal y cómo suelen pintar a sus semejantes en las pinturas realistas, un tono mayor al negro del cielo.

Después de observarlo por unos segundos, me percaté que esta pobre criatura se trataba de nada más y nada menos que de un corazón gigante que decía: "Por favor", con una voz que difícilmente difería del soplido del viento.

Le traje una manta y nos quedamos charlando un poco. Le salvé la vida ese día, sin embargo las noticias que me había dado no eran muy alentadoras, él estaba, después de todo, muriendo lentamente.

---

La bacteria solitaria

Las bacterias se repoducían en el cuerpo como garabatos siendo desesperadamente plasmados en papel. Cuando de repente una bacteria cayó al suelo,y como es propio en un ser tan diminuto, no se dañó físicamente. Nadie la vio. Las demás bacterias estaban tan ocupadas dibujándose que no se percataron de la pérdida.

Detrás del microscopio, los científicos se preguntaban cómo era posible que una bacteria fuese dejada atrás. LAS BACTERIAS SON COMUNITARIAS. La bacteria con su mecanismo misterioso de pensamiento creía lo mismo que los científicos ¿Cómo es posible? Porque mucho antes de que la estudiaran, ella era consciente de ser parte de una maraña de líneas. Pero la naturaleza es cruel, y no le dio respuestas; y en vez de eso, le dio un flagelo por parte de los científicos. La hirieron muy gravemente, pero la bacteria seguía en pie y agonizando gritaba, "Ya tienes lo que querías Dios, soy una puta bacteria resistente". Pero por supuesto, a todo el mundo le dio igual.  

---

Heavy metal heart

Los latidos en su pecho como baterias de rock pesado marcaban un paso violento; llegando a reverberar por todo su cuerpo.  La sensación era efervescente y la cabeza parecía flotar sobre el cuerpo por acto de propulsión; como un cohete en plena ascendencia con él único matiz que en vez de ir hacia arriba, se acercaba a acabar con vidas. La distancia entre la cabeza y el pecho era peligrosa como un cocodrilo saliendo del lago. Un cuerpo cayó. El soldado de atrás había disparado. Ahora dos cuerpos de bandos opuestos yacían en el suelo. El compañero intentó reanimar al viviente , pero no había forma, estaba en completo shock. En el suelo su corazón y su cerebro habían colisionado en uno. El abrazo de lo que ahora era un cadáver lo devolvió violentamente a su cuerpo. Y el soldado nunca volvió a levantarse.

 

 

 

 

 

Publicado la semana 31. 29/07/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
31
Ranking
0 72 1